Decimos adios al grupo de Troy, embajadores de la realidad del macaco de Berbería

Cinco macacos de Berbería, rescatados de tráfico ilegal y de circos encuentran hoy un hogar definitivo. Este primate es el mamífero CITES más decomisado en Europa a las puertas de 2020

Grupo de Troy en AAP Primadomus
El grupo de Troy en una de las plataformas de AAP Primadomus

Hoy parten de AAP Primadomus, centro de rescate de la Fundación AAP – Animal Advocacy and Protection,  un grupo de macacos de Berbería rumbo a su nuevo hogar definitivo en Irlanda. Este grupo formado por cinco machos (Troy, Juma, Port, Nokando y Shoho) vivirán en Wild Ireland de ahora en adelante. Este centro de nueva creación que todavía no ha abierto sus puertas ha estado los últimos meses construyendo una instalación específicamente para ellos adaptando una isla cubierta de diferentes tipos de vegetación natural.

El grupo de macacos de Berbería de Troy lleva conviviendo en AAP Primadomus desde 2015, pero algunos de los integrantes llevan juntos desde mucho antes, inmersos en un proceso de socialización que nos lleva de media 3,5 años. Por ejemplo Nokando y Soho, fueron rescatados en 2009, ambos ya adultos, el primero de manos de un circo francés y el segundo confiscado a su propietario tras comprobarse que había sido traficado ilegalmente desde Marruecos. Port, Troy y Juma fueron rescatados, por el contrario, siendo bebés. Ninguno de ellos superaba el año. Decomisados por la policía directamente a particulares (Port y Troy) o encontrado abandonado o escapado en la calle (Juma llevaba un pañal, con lo que estaba claro que alguien se lo había puesto). Gracias a su rescate, los pequeños pronto pudieron ser socializados entre sí y con adultos. Con lo que su rehabilitación social se ha visto garantizada.

Juma llegó a AAP Primadomus en 2014 y lo hemos visto crecer aquí. Su evolución desde su llegada ha sido espectacular

Los macacos de Berbería tienen el dudoso honor de ser el mamífero CITES más decomisado en Europa. También es el animal que más rescatamos en la Fundación AAP y el más presente en nuestra lista de espera. Este comercio ilegal que nutre las redes del mascotismo de exóticos es, junto con otros factores como la destrucción de su hábitat, uno de los factores que están llevando a la población natural (entre 6000 y 9000 individuos) a la extinción. Se calcula que 200 crías al año son robadas de la naturaleza.

Desde la Fundación, tras más de 15 años trabajando con esta especie diseñamos un plan ambicioso para tratar de mejorar la situación del macaco de Berbería. Lo llamamos Born to Be Wild (Nacido para ser Salvaje). La primera etapa se consiguió en 2016 donde tras años de trabajo en coalición con otras organizaciones conseguimos que la especie fuera reubicada en el Apéndice I de CITES (donde se ubican las especies con mayor grado de protección) tras votarse por consenso el aumento del nivel de salvaguarda de la especie. A partir de aquí y desde entonces, trabajamos junto con el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) en Marruecos y Europa, dando formación específica a autoridades policiales sobre el rescate y rehabilitación de los animales confiscados, formando a grupos de guardaparques sobre el terreno e incluyendo acciones de protección y restauración del hábitat y la participación de la comunidad.

El rescate, rehabilitación y reubicación de cada uno de los miembros del grupo de Troy nos permite dar solución práctica a las circunstancias de estos animales rescatados, además de poder contar su historia para ejemplificar la realidad de miles de macacos de Berbería que no han tenido tanta suerte. Pero solo una mayor conciencia sobre qué animales son adecuados para tener en una casa que no incentive el comercio ilegal de especies y la mejor implementación de medidas de control frente al tráfico ilegal permitirá salvar la especie.

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.