El Karpín acoge ocho macacos cangrejeros procedentes de la Fundación AAP en Holanda

Abri y JokoLos macacos cangrejeros (Macaca fascicularis) son una especie de origen asiático con un espectro alimenticio muy amplio, incluyendo en su dieta los cangrejos de mar, por lo que reciben este curioso nombre aunque también se les conoce como macacos de cola larga. Están considerados por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como una de las 100 especies más invasoras debido a su gran capacidad de adaptación a diferentes hábitats y recursos alimenticios. Pero a pesar de ello, siguen vendiéndose ilegalmente como mascotas.

El grupo que ha llegado al Karpín está formado por 4 hembras y 4 machos casi todos con un triste pasado de tráfico ilegal, maltrato, o abandono. Todavía hoy se siguen vendiendo y comprando de forma ilegal muchos tipos de monos. Invariablemente, se terminan convirtiendo en casa en unos animales agresivos y difíciles de manejar que acaban siendo abandonados por aquellos dueños a los que no se los han decomisado antes. No hay que olvidar tampoco el importante problema sanitario que este tipo de comercio supone ya que los monos suelen pasar por varios dueños durante su larga vida y en todo ese tiempo pueden actuar como vectores de casi todas las enfermedades humanas incluidas las diferentes hepatitis, sida, herpes, ébola, etc.

Los macacos cangrejeros que han llegado al Karpín han sido rescatados por STICHTING AAP en Holanda, Bélgica, Alemania y Dinamarca. Este prestigioso centro holandés rescata animales exóticos, sobre todo primates, en toda Europa y tras socializarlos e integrarlos en grupos estables, intentan reubicarlos en centros que ofrezcan a los animales una adecuada calidad de vida.

Mire algunos fotos de esta reubicación!

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.