Escuela para Machmuga

MachmugaUn amigo de Lila, la ex-propietaria de Machmuga, hizo un viaje por Kenia y descubrió que unos niños estaban apedreando a una cría de mono en plena calle, decidió ayudarlo. Lo hizo con buena intención, pero de esta manera Machmuga abandonó su país de origen y además ahora alguien tenía que cuidar del pequeño. Este amigo también se enteró de que la madre de Machmuga había muerto a causa de una descarga eléctrica y fue un motivo más para intervenir. Machmuga llegó a manos de Lila en noviembre de 2008 cuando aun era una cría de meses.

Imprudente

Lila se informó sobre la biología y necesidades de estos monos y pronto llegó a la conclusión que era imprudente tener un mono como mascota. La búsqueda de un lugar de acogida para Machmuga la condujo a AAP. Por desgracia pasó año y medio antes de que Machmuga pudiera ir a AAP y durante este tiempo el mono fue criado como si de un bebé humano se tratara con todos sus mimos y caprichos.

Machmuga

El amor

Lila en todo momento actuó con las mejores intenciones. En absoluto le faltó cuidado; cada día jugaba con él y le daba paseos por el bosque para que pudiera trepar a los árboles. Tenía una jaula con una almohada para dormir y a veces podía dormir en la cama de Lila. Se acicalaban mutuamente e incluso Machmuga podía coger un chicle de la boca de Lila para mordisquearlo. Lila estaba loca por Machmuga y él por ella. Se puede hablar de culpa cuando hay tal abundancia de amor? No obstante, no se puede negar que Lila fue demasiado complaciente. No puso límites, por lo que Machmuga podría haberse revelarse como un tirano.

En este aspecto, el canal de televisión SBS nos hizo un flaco favor con la emisión el pasado 9 de junio del documental Un mono como bebé, a pesar de nuestra solicitud de no hacerlo. La manera en que el mono fue criado condujo a que Machmuga se tornará en un animal demasiado dominante convirtiéndose en un peligro para su entorno. Incluso Lila, que desde el principio tenía la intención de ceder a Machmuga a AAP, no escapó de esto. Para Machmuga Lila era de su propiedad, como sus almohadas y juguetes de peluche, y se ponía agresivo cada vez que alguien se acercaba a Lila, tocarla era misión imposible, ya que comenzaba a chillar e incluso mordía, comportándose como el animal salvaje que en realidad es.

La educación

Ahora Machmuga vive en la cuarentena de AAP y sus cuidadores tienen la complicada tarea de conseguir que se comporte como una cría de mono y no como un bebé humano. Esto se hace gradualmente. Por ejemplo, de momento Machmuga puede conservar todos los peluches con los que jugaba en su antigua casa, para hacer más llevaderas las semanas de soledad que le esperan en la cuarentena. Afortunadamente es un animal inteligente que disfruta mucho de enriquecimiento que le ofrecen sus cuidadores y que esperan con ilusión el momento en que Machmuga supere con éxito estas semanas y pueda trasladarse al pabellón de primates, donde iniciará el proceso de resocialización al encontrarse con otros individuos de su propia especie. En ese momento comenzará su nueva educación.

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.