A hombros de humanos

Boubou y FAdel, macacos de Berebría rescatados por AAP Primadomus
Boubou (más grande) y Fadel 

 Con tan solo 5 meses el macaco de Berbería Fadel lo que más necesitaba era el estrecho contacto con su madre, ser amamantado y cuidado en el seno de su manada en los bosques de cedros y robles de Marruecos, su país de origen… pero fue localizado en Francia, paseado a hombros por su propietario.

Lamentablemente al ser robado de la naturaleza, ser comprado y traído a Europa, este pequeño macaco ha perdido la posibilidad de volver a su tierra natal. Lo que sí podemos hacer es trabajar para que vuelva a tener una familia: un grupo de animales de su especie que le enseñen y permitan crecer como lo que es.

A la par que a Fadel, hemos rescatado también en Francia a la joven Boubou, de alrededor de 2,5 años de edad. Esta juvenil fue encontrada a manos de un traficante de drogas, mientras era investigado por la policía de aquel país. A su llegada a AAP Primadomus, ella y Fadel han sido presentados, mientras trascurre su tiempo de cuarentena, con idea de que refuercen lazos sociales y aprendan el uno de la otra lo que es ser un macaco de Berbería. En cuanto acabe este periodo, comenzarán otra gran aventura: ser socializados con animales de su especie, para que vuelvan a tener una familia entre los animales que ya residen en nuestro centro de rescate.

Macaco de Berbería
Nijar antes de llegar a AAP Primadomus

Pero no todos los rescates se han producido en el país vecino. Los últimos inquilinos de AAP Primadomus vienen, desgraciadamente de dentro de nuestras fronteras: Cessa, Pucelana y Nijar. También macacos de Berbería, en este caso adultos. Su origen fue, inicialmente Melilla, dónde fueron confiscados por las autoridades y depositados en un zoológico en la península que ha cerrado.  Cessa, Pucelana y Nijar han podido venir a nuestro centro. Y en colaboración con FAADA, el resto de animales que se encontraban en este sito han ido encontrando un nuevo hogar.

Tristemente a AAP Primadomus siguen llegando macacos de Berbería decomisados, encontrados en España y Europa, traídos desde sus países de origen, robados de la naturaleza… sin que sea posible hacer de ellos animales de compañía porque no son animales domesticados.

Concienciar sobre los animales que son mascotas y los que no, es parte de nuestro trabajo; también promover cambios legislativos, como nuestra propuesta de Listas Positivas, que faciliten a autoridades y particulares identificar qué animales son adecuados para vivir en una casa y cuáles no.

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.