No son artistas, no son modelos, no son actrices, no son payasos.

Tigresa Patou Francia en AAP Primadomus
Indy ya en AAP Primadomus.

Las 3 tigresas (Panthera tigris) rescatadas en Francia la semana pasada, provenientes del mundo del espectáculo, ya están en el área de primera asistencia de Grandes Felinos en el centro de rescate y rehabilitación de AAP Primadomus en Villena.

Patou y Diva son dos hembras de mediana edad. Indy es la mayor, con casi 20 años, y un problema congénito en la pata derecha que le hace arrastrar una severa cojera. Su dueño las utilizaba en anuncios, eventos, películas y programas de televisión. Si el guion precisaba de un tigre herido, ahí estaba Indy con su paso renqueante, previo unte en salsa de tomate, para darle más realismo a la escena.

Tigresa en set de cine
Una de las tigresas grabando.

La utilización de animales en películas empieza a ser anacrónica. Las grandes producciones como El libro de la Selva, o La guerra del planeta de los simios no han utilizado ni un solo animal salvaje para sus largometrajes. Todo está hecho por ordenador. La nueva versión de Disney de El Rey León, se está creando a través de imágenes digitales y realidad virtual. Para contarnos la famosa historia del ciclo de la vida, e intentar trasmitir valores como la sostenibilidad y el bienestar animal, no tendría mucho sentido utilizar animales exóticos de verdad. De hecho, a día de hoy no tiene razón de ser que se sigan utilizando animales salvajes en anuncios, en series, películas, programas de TV, ni por supuesto, en circos.

El maltrato no solo tiene que ver con la violencia explícita. Los espacios mínimos de los carromatos, la continua itinerancia o la doma son también una forma de abuso. Primates, grandes felinos, osos, elefantes, camellos, leones marinos, jirafas y cebras han sido comúnmente vistos realizando comportamientos forzados y no naturales, sin valor educativo. Pero esto está cambiando.

Tigresa mirando exterior
Mirando el exterior de su nuevo hogar.

Pese a que los homínidos tenemos la antropocéntrica tendencia de humanizar a los animales y la manía de espectacularizar todo lo que está a nuestro alcance, los animales exóticos no son artistas,  y el clamor popular va “in crescendo”. Actualmente son ya muy pocos los circos en España que utilizan animales en sus espectáculos. Está prohibido en 7 comunidades autónomas (Cataluña, Baleares, Galicia, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Aragón) y en casi 500 municipios. Y las agencias de alquiler de animales exóticos, como esta de las 3 tigresas  en Francia, están también echando el cierre porque el modelo de negocio no es rentable.

La sociedad demanda, cada vez más, un trato respetuoso para los animales exóticos y una salida digna de los mismos, de la industria del entretenimiento. AAP Primadomus, por lo tanto, seguirá ofreciendo su conocimiento y experiencia con fauna exótica y sus 22 hectáreas de terreno a los empresarios circenses y a las empresas, que decidan no volver a hacer espectáculos con grandes felinos.

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.