Ozú, ¡qué calor!

Con las altas temperaturas en AAP Primadomus necesitamos idear maneras para que los animales puedan sobrellevarlas. Tanto primates como felinos han de ¡vencer al calor!. 

Felinos

Gondar león descansa bajo arbol
Gondar descansa bajo un arbol

Los felinos reducen su actividad durante el día y son más activos al atardecer, por la noche y al amanecer. Pero en verano, esta actividad es nula en las horas centrales del día, cuando la temperatura en Villena puede superar fácilmente los 30ºC. En estas horas, los animales buscan la sombra así que se les puede ver tumbados bajo los árboles o ¡mejor aún!, en las instalaciones interiores, donde el cemento mantiene mejor el frescor que la tierra. Moviéndose de una posición a otra libre cada vez que el suelo se calienta con su cuerpo.

Suzu el tigre disfruta en la piscina
Como buen tigre, Suzu disfruta mucho en el agua

Las instalaciones exteriores también han sido adaptadas por los cuidadores para aumentar los espacios de sombra: las ramas más bajas y secas de los pinos se cortaron para dar espacio a los animales y las plataformas se cubrieron creando refugios exteriores que dan sombra en verano y protegen del viento y del frío en invierno. Las instalaciones interiores, en estos meses, están libres de la cama de paja que tienen en invierno, para que el suelo se mantenga fresco. Y además, en las instalaciones de socialización que rodean las instalaciones interiores y a las que tienen acceso los animales, se les ha puesto sombreado.

Por supuesto, los animales tienen piscinas en sus instalaciones: albercas donde bañarse, especialmente para los tigres, que son grandes amantes del agua. Los leones, también tienen, pero la altura del agua en ellas es mucho menor, pues no se sumergen, pero sí disfrutan de un espacio más fresco y pueden beber de ella.

¡El enriquecimiento también ayuda contra el calor! Objetos flotando en las piscinas o tablas de madera, con parte de la dieta sobre ellas, y “bloodsicles” (polos hechos con agua y sangre) son súper bienvenidos en esta época del año.

Primates

Cuando trabajamos con primates, las estrategias contra el calor también van dirigidas a proveerles de sombras y objetos que les refresquen. Las sombras las encuentran en sus plataformas y bajo los árboles. Además, en las plataformas y túneles de acceso a sus instalaciones, al estar más altas suele llegar algo de brisa. Pero lo que más ayuda en esta lucha contra el calor, en su caso, es la comida y el enriquecimiento refrescante.

Chimpancé Bingo con un pimiento rojo en AAP Primadomus Protección y Defensa Animal
Bingo comiendo

Los primates comen muchísima cantidad de verdura de hoja y fruta, rica en agua, y así se hidratan por dentro. Cada semana, además, tienen polos (agua mezclada con batido de frutas). También les damos piñas con arroz congelado o compota entre sus hojas, que les encanta para forrajear y entresacar la comida. Sandía congelada y colgada en su instalación, es también un excelente enriquecimiento, especialmente para los primates más grandes como los chimpancés.

Los monos también tienen piscinas en sus instalaciones, no tan profundas como en el caso de felinos, pero que les permite sentarse con su cuerpo semisumergido si así lo quieren. ¿Y cómo reaccionan los primates? os preguntaréis… A algunos les encantan y otros… sencillamente las ignoran. Para estos animales que no gozan con el agua y otros que todavía no tienen acceso a las grandes instalaciones exteriores, los cuidadores ponen cubos con agua o infusiones frías, dónde se pueden esparcir semillas o fruta para que forrajeen a la vez que se refrescan.

Otra estrategia es remojar el sustrato de madera que cubre el suelo de forma que se creen zonas más frescas dentro de las instalaciones al evaporarse el agua. Aunque el ideal sería cambiar el sistema de ventilación y recirculación de aire que disponemos por un buen sistema de aire acondicionado ya que se queda corto con las olas de calor tan severas que estamos sufriendo y que irán a más con el cambio climático.

Pero el mejor momento para los primates llega al atardecer… desde finales de primavera hasta mediados de otoño cuando las noches son más cálidas, pueden disfrutar de las instalaciones exteriores. Pasar la noche en el exterior o no… ya es su elección.

 

 

Fotos: Blanca Cejalvo y Berta Alzaga
Imágenes: Pedro Gutiérrez

Mantente al día

En AAP damos a mamíferos exóticos un futuro mejor. Suscríbete aquí para conocer las historias de nuestros animales.