Grupo de Antoine

AAP Primadomus Bingo grooms AntoineEste grupo está formado por dos chimpancés ya maduros, de más de 40 años. Han llegado a AAP Primadomus en enero de 2014 para disfrutar de un merecido retiro en las instalaciones de la fundación en Villena donde podrán disfrutar de buen clima y mucho espacio. Cuando en 2005 Antoine conoció a Bingo finalmente pudimos respirar pues durante más de 25 años Antoine ha estado solo ya que ninguno de los compañeros que le fueron presentados en AAP había conseguido buen feeling con él.

Bingo

AAP primadomus BingoBingo, de 48 años de edad, es muy sociable y juguetón, lo que es raro para un animal tan mayor que ha vivido solo la mayoría de su vida. Después de ser abandonado en un mercado por un circo ambulante en 1974, pasó alrededor de 30 años en un viejo zoológico italiano. Al quedarse solo y en una jaula vacía sin ningún tipo de estructura, parte de la ciudadanía se movilizó para conseguirle un buen retiro en un lugar con mejores condiciones y así llegó a AAP.

El pasado de Bingo

En aquel zoológico no tenía lugar donde ocultarse de la vista de los visitantes por lo que estaba constantemente expuesto a los curiosos que pasaban por el zoológico.

En 2004, fue rescatado por la Fundación AAP. En los últimos años el alegre chimpancé Bingo ha enseñado a su compañero Antoine como ser de nuevo un “mono”, haciendo así posible la vida en grupo de estos dos animales. Ambos animales podrán tener una vejez en paz y disfrutar de las instalaciones de Primadomus de ahora en adelante.

Antoine

AAP primadomus AntoineAntoine que ahora tiene 42 años, vivió como mascota junto a una hembra de chimpancé, llamada Prudence, en una casa de campo belga. Mientras los dos chimpancés fueron bebés su propietario los mostraba como atracción de feria y los tenía en su casa. Pero cuando la pareja entró en la pubertad y ya no se comportaban como quería este, los separó y los encerró en un sótano.

El pasado de Antoine

Tras ser encerrados en el sótano vivieron en ese calabozo sin luz natural durante los siguientes 10 años. Estaban separados por una pared. Podían oirse pero no tocarse ni verse, en medio de la suciedad acumulada a lo largo de los años pues no había una mínima rutina de limpieza de su jaula. A mediados de los años '90 AAP puso fin a esta situación angustiosa y los dos fueron trasladados a las instalaciones de Almere.

Cuando llegaron hasta AAP, Prudence fue capaz de relacionarse bien con otros chimpancés. Sin embargo para Anoine todo fue mucho más difícil, tuvo muchas dificultades en sus relaciones sociales, hasta el punto de llegar a considerar la posibilidad de que no podría vivir con otros animales. Pero llegó Bingo y en 2008 logró conquistar el corazón del traumatizado Antoin y por fin a podido vivir con un compañero desde entonces.

 

Volver a Más sobre AAP Primadomus